Las profecías de San Malaquías

admin 22 febrero, 2013 4

iglesia1

La Profecía de los papas apareció publicada en 1595 por el monje benedictino Arnold de Wyon, dentro de la biografía colectiva Lignum vitae1. Wyon le dedicó el libro al rey español Felipe II, y en éste escribió: «[Malaquías] escribió varios opúsculos. Hasta el día de hoy no he tenido ocasión de ver ninguno, exceptuando una profecía relacionada con los soberanos pontífices. Puesto que es muy breve, y que yo sepa no ha sido dada a imprimir todavía, y dado que a muchos les complacería conocerla, copio a continuación su contenido».

iglesia2

Las profecías constituyen 112 lemas: cada una alude alegóricamente a un pontífice. A Benedicto le correspondía el lema 111, por eso su renuncia ha despertado temores apocalípticos y especulaciones…

Como se ve, Wyon deja claro desde un principio que Malaquías fue el autor de las profecías, las cuales constituyen 112 lemas o frases en latín: una para cada pontífice, desde Celestino II (1143-1144) hasta el enigmático Pedro el Romano. Cada lema hace alusión alegórica a su papa correspondiente, remitiendo a características de su pontificado, de su lugar de nacimiento, de sus nombres y apellidos, de su escudo de armas o de cualquier otro detalle que pueda ser relevante para que el papa en cuestión encarne el lema que le corresponde.

La importancia de estos lemas es que profetizan (o profetizaban, mejor dicho…), al menos en líneas generales y simbólicas, quiénes habrán de gobernar la Iglesia Católica. Claro está que ya casi todos se han cumplido, y es justo eso lo preocupante, porque a Benedicto XVI le correspondía el lema 111: luego viene Pedro El Romano, y con él, según Malaquías, el fin de la Iglesia Católica y el juicio del “Juez Terrible” a su pueblo; aunque, y para que no os alarméis, los expertos dicen que las profecías solo aluden al fin de la Iglesia Católica y no del mundo, restando con ello importancia apocalíptica a lo del “Juez Terrible”.

¿EL FIN DE LA IGLESIA TRAS BENEDICTO XVI?

La inesperada renuncia de Benedicto XVI ha hecho renacer el temor a que viejas profecías se cumplan. Así, del cajón del olvido resurge San Malaquías con su visión de Pedro El Romano como último papa de la Iglesia, durante cuya gestión “la ciudad de las siete colinas será destruida”. Ahora bien, no hay razón para alarmarse tanto ya que, pese a la línea profética de “El Juez Terrible juzgará al pueblo”, los estudiosos afirman que “la ciudad de las siete colinas” en realidad representa a Roma, la cual a su vez representa a La Iglesia Católica. En otras palabras, San Malaquías, según la opinión de los intérpretes, no estaría hablando del fin del mundo sino del fin de la Iglesia Católica, cosa que incluso sería positiva para algunos.

Dice así el lema 112: “Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma, reinará, Pedro el Romano, quien alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones; tras lo cual, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo. Fin.”

iglesia-fin-de-la-iglesia-apocalipsis

Se cree que tras Benedicto XVI (arriba) podría venir el fin de la Iglesia Católica, según lo escrito en el lema 112 de San Malaquías: “Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma, reinará, Pedro el Romano, quien alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones; tras lo cual, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo. Fin.”

Ahora y si bien es verdad que hay analistas que piensan que posiblemente las profecías son un fraude y no fueron escritas por San Malaquías, lo cierto es que éstas siguen verificándose pues, al lema correspondiente a cada papa, se le ha podido encontrar correlatos en la realidad, pudiendo así pensarse que algo de real debe haber en las profecías. De ese modo, lo anterior se verifica en los tres pontífices que estuvieron antes de Benedicto XVI. Veámoslos (desde el más antiguo al menos antiguo):

Pablo VI: Su lema era “Flos florum”, o “flor de las flores”. Curiosamente, el escudo de armas de este papa tenía tres flores de lis, pero la coincidencia no para allí, pues la lis es considerada “flor de las flores”, a lo cual se suma el hecho de que Pablo VI era nativo de Florencia, ciudad cuyo símbolo es también la lis…

Juan Pablo I: Su lema era “Mediatate lunae” o “de la mitad de la luna”, y podría representar las siguientes cosas: solo estuvo 33 días como papa; nació en Belluna (Luna Bella); su nombre original era Albino Luciani (Luz Blanca, Luz Lunar).

Juan Pablo II: Su lema era “De labore solis” o “de la labor del sol”; lo cual, según se piensa, aludiría a la incansable labor de este papa alrededor del mundo. Hasta aquí los escépticos dirían que la interpretación es rebuscada, y quizá tendrían razón. Pero las coincidencias van mucho más allá, llegando a lo escalofriante, ya que Juan Pablo II no solamente nació en un día de eclipse, sino que también murió en un día de eclipse…

Por último, el lema de Benedicto XVI también se cumple. Éste dice “De gloria olivae”, que traducido es “de la gloria del olivo”. Así, Benedicto XVI viene de la orden benedictina, y a los benedictinos los llaman “olivetanos”. Ahí tenemos a los olivos, y en cuanto a la gloria, vemos que Benedicto XVI nació en un Sábado de Gloria, a lo cual se suma que, después de ese día, viene el primer día de Semana Santa: el Domingo de Ramos, donde los ramos son de olivo…

TERCISIO BERTONE

En general los intérpretes piensan que Pedro El Romano será un papa que cumpla literalmente las características del nombre que Malaquías le da. Así, su nombre será “Pedro”, como simbolizando el cierre de la vida de la Iglesia, que habría empezado con Pedro el apóstol y terminado con el Pedro predicho por Malaquías; el cual, según se piensa, recibe el apelativo de “El Romano” simplemente porque habrá estar ligado a Italia y a alguna ciudad que le diese el calificativo de “romano”.

iglesia-pedro-el-romano-tercisio-bertone

El cardenal Tarcisio Pietro Evasio Bertone (arriba) será el “papa vacante” mientras se elija al sucesor de Benedicto XVI (él mismo podría ser elegido). Él es italiano, se llama Pedro (“Pietro”) y nació en la ciudad de Romano Carnavese… Son muchas coincidencias y el periodo de elección podría durar años, por lo que el papado transicional de Bertone también: así, los intérpretes creen que él podría ser Pedro El Romano.

Y entonces… ¿quién será Pedro El Romano? ¿Hay cómo saberlo? Al parecer, sí… La razón de ello es que el cardenal Tarcisio Pietro Evasio Bertone, actual “brazo derecho” del saliente Benedicto XVI, habrá de ser el Jefe de Estado del Vaticano, al menos durante el periodo de Sede Vacante (periodo en el que se está eligiendo papa), que empezará el 28 de febrero y podrá durar días o incluso, al menos en teoría, años… Por ello es seguro que el Cardenal Camarlengo (así le llaman a Tarcisio Bertone) será el “papa vacante”, aunque también podría resultar elegido como sucesor oficial de Benedicto XVI…

Hasta aquí se supone como sobreentendido que Pietro es el italiano para “Pedro”, por lo que ya se tiene el primer componente del lema. En cuanto a lo de “El Romano”, esto se cumple en el hecho de que Tarcisio Bertone nació en la ciudad italiana de Romano Canavese…

Finalmente, la coincidencia del nombre “Pietro” no es irrelevante, ya que en más de 800 años ningún papa se ha llamado “Pietro” (Pedro)…

EL PAPA NEGRO

La hipótesis de que Tarcisio Bertone será Pedro El Romano es la más razonable y probable, pero también, en el marco de la convergencia entre San Malaquías y Nostradamus, algunos piensan que Pedro El Romano podría ser el famoso “papa negro” (último antes del apocalipsis) de Nostradamus.

Esto es así ya que, entre los candidatos al puesto de papa, están tres cardenales africanos de raza negra: el nigeriano Francis Arinze (80 años), el guineano Robert Sarah (67 años), y el ghanés Peter Turkson (64 años).

iglesia-papa-negro

 Juntando a San Malaquías y Nostradamus, algunos creen que Pedro El Romano podría ser el famoso “papa negro” (último antes del apocalipsis) de Nostradamus; ya que, entre los candidatos al puesto de papa, están tres cardenales africanos de raza negra: el nigeriano Francis Arinze (80 años), el guineano Robert Sarah (67 años), y el ghanés Peter Turkson (64 años), al cual vemos arriba.

De entre ellos, el último aparece como el actual favorito para suceder a Benedicto XVI luego de que Tarcisio deje —si lo deja, que es lo más probable— el sillón de transición, puesto que cuenta con la energía y fuerza de su relativa (para ser papa, sería joven) juventud pero también con una gran experiencia eclesiástica, tal y como señala el teólogo Liguori.

LOS LEMAS DE SAN MALAQUÍAS

La siguiente lista está tomada de la Wikipedia, y muestra cada lema en latín, con su traducción correspondiente, el papa al que le toca el lema, y una muy breve interpretación del lema:

  • Ex castro Tiberis (Del castillo del Tíber): Celestino II (1143-1144) nació en Città di Castello, a orillas del Tíber.
  • Inimicus expulsus (El enemigo expulsado): Lucio II (1144-1145). De la familia Caccianemici (caccia = cazar) ([e]nemici = enemigos).
  • Ex magnitudine montis (De la grandeza del monte): Eugenio III (1145-1153); su apellido fue Montemagnus, y nació en el castillo de Grammonte.
  • Abbas suburranus (El abad de Suburra): Anastasio IV (1153-1154), cuyo nombre era Corrado della Suburra. Fue abad antes que papa.
  • De rure albo (Del campo blanco): Adriano IV (1154-1159) era de origen campesino y nació en Saint-Alban (Alba = “blanco, albino”).
  • Ex tetro carcere (De tétrica cárcel): Víctor IV (1159-1164), antipapa. Había sido cardenal de San Nicolás in Carcere (en prisión).
  • De Via Transtiberina (De la vía Transtiberina): Pascual III (1164-1168), antipapa. Nacido en Lombardía y ex cardenal de Santa María del Trastévere, todo ello bañado por el río Tíber.
  • De Pannonia Tusciæ (De Panonia a Toscana): Calixto III (1170-1177), antipapa. De nacionalidad húngara (en latín, pannonia) fue cardenal-obispo de Tusculum.
  • De Ansere custode (Custodio de la oca): Alejandro III (1159-1181). Su apellido era Paparona, que significa “oca”. Fue custodio de la Iglesia frente a los tres antipapas anteriores.
  • Lux in ostio (Luz en la puerta): Lucio III (1181-1185). Lucio III, nombre que viene de “luz”, fue cardenal de Ostia (ostia = “puerta”).
  • Sus in cribo (Un cerdo en una criba): Urbano III (1185-1187). Uberto Crivelli (crivelli = “criba”) tenía un cerdo en su escudo de armas.
  • Ensis Laurentii (La espada de Lorenzo): Gregorio VIII (1187). Excardenal de San Laurencio, con dos espadas en su escudo de armas.
  • De schola exiet (Salido de la escuela): Clemente III (1187-1191). Bautizado Paolo Scholari (de la escuela).
  • De rure bovensi (De campo de bueyes): Celestino III (1191-1198). De la familia de los Bovis (bueyes) y originario de la campiña romana.
  • Comes signatus (Conde signado): Inocencio III (1198-1216), de la familia Conti di Signi (luego Segni).
  • Canonicus es larere (Canónigo de Letrán): Honorio III (1216-1227) fue canónigo de San Juan de Letrán.
  • Avis ostiensis (El ave de Ostia): Gregorio IX (1227-1241), fue cardenal de Ostia y había un águila en su escudo de armas.
  • Leo sabinus (El león sabino): Celestino IV (1241). Con un león en su escudo de armas, fue cardenal-obispo de la Sabina.
  • Comes laurentius (El conde de Lorenzo): Inocencio IV (1243-1254). Conde de Lavagne de San Lorenzo.
  • Signum ostiense (El signo de Ostia): Alejandro IV (1254-1261). Otro miembro de la familia de los Signi, excardenal de Ostia.
  • Jerusalem campaniæ (Jerusalén en Campania): Urbano IV (1261-1264), nacido en Troyes, Champagne, y posteriormente patriarca de Jerusalén.
  • Draco depresus (El dragón perdido o vencido): Clemente IV (1265-1268). Sus armas representaban un águila aprisionando entre sus garras a un dragón.
  • Anguineus vir (El hombre de la culebra): Gregorio X (1271-1276). De la familia de los Visconti, cuyo escudo de armas incluye una culebra comiendo a un hombre.
  • Conciunator gallus (El predicador galo): Inocencio V (1276), nacido en Francia, primado de los galos, conocido como Doctor famosissimus por su oratoria.
  • Bonus comes (El buen conde): Adriano V (1276). Conde de Lavagne.
  • Piscator tuscus (El pescador toscano): Juan XXI (1276-1277), de nombre Pedro y cardenal de Tusculum.
  • Rosa composita (La rosa compuesta): Nicolás III (1277-1280). Con una rosa en su escudo de armas, fue apodado El compuesto (“El componendas”).
  • Ex telonio liliacei Martini (Del recaudador de Martín de lis): Martín IV (1281-1285), tesorero de la iglesia de San Martín de Tours, y Canciller del Rey de Francia (cuyo símbolo, como es bien sabido, es la flor de lis).
  • Ex osa leonina (De la rosa del león): Honorio IV (1285-1287) de la familia Savelli, cuyas armas constan de una rosa llevada por dos leones. Rompió los vínculos entre la Iglesia occidental y la oriental en el Concilio de Lyon.
  • Picus inter escas (El pico en la comida): Nicolás IV (1288-1292). Llamado Jerónimo d’Ascoli durante su pertenencia a la orden franciscana (esca significa “alimento”) el cardenal Giacomo Masci fue nombrado tras un concilio que duró más de un año (fue “picoteado” entre los cardenales).
  • Ex eremo celsus (Elevado de la ermita): Celestino V (1294), antes de ser elegido, fue ermitaño del monasterio de Pouilles.
  • Ex undarum benedictione (De la bendición de las olas): Bonifacio VIII (1294-1303). Llamado Benedicto Gaëtan. El escudo de la familia Gaëtan representa unas olas.
  • Concionator patareus (El predicador de Patara): Benedicto XI (1303-1304). Se llamaba Nicolás, y el obispo Nicolás original nació en Patara. Benedicto XI pertenecía a la Orden de Predicadores.
  • De fasciis Aquitanicis (De los lazos de Aquitania): Clemente V (1305-1314), fue arzobispo de Bordeaux, en Aquitania, y su escudo de armas presentaba tres fasces de gules.
  • De surore osseo (Del zapatero de Ossa): Juan XXII (1316-1334). El teólogo Panvinio ―autor de biografías papales― le atribuyó erróneamente haber sido hijo de zapatero y pertenecer a la familia Heusse (Ossa), cuando en realidad pertenecía a la familia Duèze y nunca tuvo relación alguna con los zapateros. No obstante, este error de Panvinio también parece “pasar” a la profecía.
  • Corvus schismaticus (El cuervo cismático): Nicolás V (1316-1333), antipapa cismático.
  • Abbas frigidus (El abad frío): Benedicto XII (1334-1342), antiguo sacerdote del Monasterio de Frontfroid (Frente frío).
  • Ex rosa Attrebatensi (De la rosa de Arrás): Clemente VI (1342-1352), exobispo de Arras (Francia), con unas rosas en su escudo de armas.
  • De montibus Pammachii (Del monte Pammacos): Inocencio VI (1352-1362), nació en el monte Limousin, muy próximo. En sus armas, seis montañas.
  • Gallus vicecomes (Vizconde galo): Urbano V (1362-1370) era vizconde y francés.
  • Novus de virgine forti (El nuevo de virgen fuerte): Gregorio XI (1370-1378), conde de Beaufort y cardenal de Ste. Marie la Neuve.
  • De cruce apostolica (De la cruz apostólica): Clemente VII (1378-1394), antipapa y cismático, fue una “cruz” para el linaje apostólico.
  • Luna cosmedina (Luna de Constanza): Benedicto XIII (1394-1424). De nombre, Pedro de Luna. Concurrió al Concilio de Constanza. Excomulgado y considerado antipapa.
  • Schisma Barcinonum (El cisma de Barcelona): Clemente VIII (1424-1429), antipapa con sede en Barcelona.
  • De inferno prægnante (Preñado del infierno): Urbano VI (1378-1389), por nombre de pila Bartolomeo Pregnagni, nació en un barrio de Nápoles llamado Inferno.
  • Cubus de mixtione (Cubo de mezcla): Bonifacio IX (1388-1404). El escudo de armas de su familia representaba unos cubos entrelazados.
  • De meliore sidere (De la estrella mejor): Inocencio VII (1404-1406). Nombre de pila Cosimo de Migliorati o Cosmato de Meliorato (en ambos casos el apellido familiar significa “mejorado”). En su escudo de armas, una estrella.
  • Nauta de ponto nigro (Marino del Mar Negro): Gregorio XII (1406-1415), nacido en Venecia, fue sacerdote de la iglesia de Negreponte.
  • Flagellum solis (El azote del sol): Alejandro V (1409-1410). Con un sol en su escudo de armas, fue sin duda un azote para la Iglesia en tanto que antipapa.
  • Cervus sirenæ (El ciervo de la sirena): Juan XXIII (1410-1419), antipapa. Baltasar Cossa fue cardenal-diácono de San Eustaquio, y representado con un ciervo en su escudo. Era napolitano de origen; un topónimo clásico de Nápoles es jadis Parthenope, por el nombre de una sirena. En tanto que antipapa, su nombre fue ignorado y reutilizado en 1958.
  • Corona veli aurei (La corona del velo de oro): Martín V (1417-1431). Un Colonna, las armas de su familia incluyen una corona. Fue cardenal diácono de San Jorge del Velo de Oro. Puso fin al gran Cisma de Occidente.
  • Lupa Cælestina (Loba celestina): Eugenio IV (1431-1447). Otro error de Panvinio. Escribió que pertenecía a la Orden Celestina, cuando en realidad era agustiniano. Este error también “pasa” a la profecía. Fue obispo de Siena, cuyas armas representan una loba.
  • Amator crucis (Amante de la cruz): Félix V (1439-1449), antipapa. Era el duque Amadeo VIII de Saboya (Amadeo = “Ama a Dios”). En su escudo de armas, una cruz.
  • De modicitate lunæ (De la modestia de la luna): Nicolás V (1447-1455). De orígenes modestos. Nacido en Lunigiana. Si bien fue un papa enormemente ilustrado, creador de numerosos monumentos y de la Biblioteca Vaticana, su papado quedó marcado por la amenaza turca a Europa (bajo la bandera de la media luna) y la mediocre respuesta de los señores cristianos a su llamamiento a la Cruzada contra la misma. Murió de noche.
  • Bos pascens (El buey que pace): Calixto III (1455-1458), nacido en la Torreta de Canals (actual barrio de Canals, Reino de Valencia), de la familia Borja (Borgia). Su escudo de armas fue un buey dorado paciendo.
  • De capra et albergo (De la cabra y del albergue): Pío II (1458-1464). Antes de ser papa, Enea Silvio Piccolomini fue secretario de los cardinales Capranica y Albergati.
  • De cervo et leone (Del ciervo y el león): Pablo II (1464-1471). Pietro Barbo fue obispo de Cervie y cardenal de San Marcos, que tiene por símbolo un león. Aparecía también un león en su escudo de armas.
  • Piscator minorita (Pescador menor): Sixto IV (1471-1484). Hijo de pescador, fue educado por los frailes minoritas.
  • Præcursor Siciliæ (El precursor de Sicilia): Inocencio VIII (1481-1492), se llamaba Juan Bautista (nombre del precursor de Cristo) y estaba vinculado a la Corte de Alfonso, rey de Sicilia.
  • Bos albanus in portu (El buey albano en el puerto): Alejandro VI (1492-1503) fue obispo-cardenal de Albano y Porto, y sus armas representan un buey.
  • De parvo homine (Del hombre pequeño): Pío III (1503). Prematuramente envejecido, no soportó las ceremonias de nombramiento y murió escasamente 10 días después de ser coronado papa. Su apellido era Piccolomini (piccolo signica “pequeño”, y uomini significa “hombres”).
  • Fructus Jovis juvabit (El fruto de Júpiter agradará): Julio II (1503-1513). Su escudo de armas contiene un roble, el árbol de Júpiter.
  • De craticula Politiana (De la parrilla de Politiano): León X (1513-1521). Era hijo de Lorenzo de Médicis (san Lorenzo tiene como emblema la parrilla donde fue martirizado), y fue obispo de Politiano.
  • Leo Florentius (El león de Florencia): Adriano VI (1522-1523). Pertenecía a la familia Florenz o Florent, cuyo escudo de armas contiene un león.
  • Flos pilæ ægræ (La flor de las columnas enfermas): Clemente VII (1523-1534). Su escudo de armas incluía unas columnas y una flor de lis. Perteneciente a la familia Médici (médico), el periodo turbulento en que discurrió su papado invita a un juego de palabras sobre la enfermedad.
  • Hyacinthus medicorum (El jacinto de los médicos): Pablo III (1534-1549) fue el papa del Concilio de Trento, que para los católicos “sanó” a la Iglesia. En su escudo de armas, dos flores de lis azules (también llamadas jacintos) y fue cardenal de san Cosme y san Damián, dos médicos mártires.
  • De corona montana (De la corona del monte): Julio III (1550- 1555). Bautizado Juan María del Monte, tenía dos coronas en su escudo.
  • Frumentum floccidum (El trigo marchito): Marcelo II (1555). Desarrolló una gran labor antes de ser papa, pero estaba acabado físicamente y solo vivió 22 días en la silla de Pedro. Su escudo de armas era de color trigueño.
  • De fide Petri (De la fe de Pedro): Pablo IV (1555-1559). Se llamaba Pedro Carafa (Carafa = fe).
  • Æsculapii farmacum (El fármaco de Esculapio): Pío IV (1559-1565). Pertenecía a la familia Médicis (juego de palabras: “médicos“) y era médico de profesión (el dios clásico de la medicina es Esculapio).
  • Angelus nemorosus (El ángel de los bosques): Pío V (1566-1572). Miguel Ghisleri (Miguel es el nombre de un ángel) nació en Bosco (“bosque“) en Lombardía.
  • Medium corpus pilarum (El cuerpo en medio de las columnas): Gregorio XIII (1572-1585). En su escudo de armas, medio cuerpo de dragón. Fue nombrado cardenal por Pío IV, cuyo escudo contenía dos columnas.
  • Axis in medietate signi (El hacha en medio del signo): Sixto V (1585-1590). Su escudo de armas contenía un hacha cruzada con un león. El león es un signo del Zodiaco (Leo).
  • De rore coeli (El rocío del cielo): Urbano VII (1590). Arzobispo de Rossano (Ros significa “rocío”). Solo vivió doce días en la silla de Pedro, tan breve como el rocío del cielo.
  • Llegados a este punto, se da un hecho en extremo curioso. Los 74 primeros lemas, hasta Urbano VII (1590), iban seguidos de un breve comentario explicativo redactado por el dominico español Alphonsus Ciacconius, erudito en la historia del pontificado. Ciacconius deseaba que, a la muerte de Urbano VII, los cardenales elevaran al papado al cardenal Simoncelli, nativo de Orvieto (urbs vetus, ciudad antigua). Se ha sugerido que el dominico pudiera valerse de la credulidad y prestigio de Arnold de Wyon para sacar a la luz una falsa profecía que contribuyera a la elección de Simoncelli, fracasando en su intento.
  • Ex antiquitate urbis (De la antigüedad de la ciudad): Gregorio XIV (1590-1591). Niccoló Sfondrati nació en la ciudad de Cremona, que fue una de las primeras colonias latinas del valle del Po, en el siglo III a.c.
  • Pia civitas in bello (La villa piadosa en guerra): Inocencio IX (1591). Originario de BoloniaLa villa piadosa en guerra durante las batallas por el control de los Estados Pontificios, tal y como la define el Abad de Noé.
  • Crux romulea (La cruz romana): Clemente VIII (1592-1605). Su escudo de armas contenía la triple cruz papal en disposición oblicua.
  • Undosus vir (El varón ondulado): León XI (1605). Se ha dicho que porque su pontificado fue tan breve “como una ola” (28 días). Es el tercer papado más breve de la historia (siendo el primero el de Urbano VII).
  • Gens perversa (El pueblo perverso): Pablo V (1605-1621). Se dice que porque tuvo que hacer frente a la herejía bohemia y la aparición del protestantismo, pero hubo papas que tuvieron que hacer frente a herejías de mucho mayor calado. También se ha sugerido que se debe a su escudo, donde había un dragón y un águila, animales considerados por la gente como “crueles” o “perversos”.
  • In tribulatione pacis (En la tribulación de la paz): Gregorio XV (1621-1623). Reconcilió al Duque de Saboya con el Rey de España a costa de grandes esfuerzos.
  • Lilium et rosa (El lirio y la rosa): Urbano VIII (1623-1644). Una de las pocas profecías parecidas a las anteriores a 1595, aunque carente de la misma nitidez. Maffeo Barberini era de Florencia, cuyo símbolo es una flor de lis ―que es la flor del lirio―, y su escudo de armas incorporaba abejas. Durante su pontificado hubo fuertes conflictos en Francia (cuyo símbolo es también la flor de lis) y en Inglaterra (cuyo símbolo es la rosa).
  • Jucunditas crucis (La exaltación de la cruz): Inocencio X (1644-1655). Al parecer, fue elegido al día siguiente al de la Exaltación de la Santa Cruz.
  • Montium custos (El guardián de los montes): Alejandro VII (1655-1667). De nuevo una profecía al estilo de las anteriores a 1595: en su escudo de armas había una estrella dominando unos montes.
  • Sidus olorum (La estrella de los cisnes): Clemente IX (1667-1669). Julio Rospigliosi nació cerca del río Stellata (stella = “estrella”). Parece ser que durante el cónclave ocupó la Cámara de los Cisnes del Vaticano, de donde salió como un “astro brillante”.
  • De flumine magno (Del gran río): Clemente X (1670-1676). De Roma, como tantos otros, pero el día de su nacimiento el río Tíber venía muy crecido y al parecer produjo inundaciones.
  • Bellua insatiabilis (La bestia insaciable): Inocencio XI (1676-1689). En su escudo de armas había un león y un águila. Estuvo muy próximo al Cardenal Cybo (cibus = “comida”). Tuvo oscuros enfrentamientos con el rey de Francia Luis XIV, considerado por sus enemigos “insaciable” por sus fastos excesivos.
  • Pœnitentia gloriosa (La penitencia gloriosa): Alejandro VIII (1689-1691) se llamaba Pedro (nombre del “gran arrepentido”) y fue elegido el día de san Bruno (“ángel de la penitencia”). Forzó a los obispos de Luis XIV a arrepentirse de su Declaración del Clero de Francia.
  • Rastrum in porta (El rastrillo en la puerta): Inocencio XII (1691-1700). Otro de los lemas llamativos. Era originario de la casa de Pignatelli del Rastello (Rastello = “rastrillo”) nacido a las puertas de Nápoles (esta parte ya es menos precisa).
  • Flores circumdati (Flores rodeadas): Clemente XI (1700-1721). Nació en Urbino, cuyas armas son una corona de flores.
  • De bona religione (De la buena religión): Inocencio XIII (1721-1724). De una familia romana, los Conti, que dio a la Iglesia siete papas.
  • Miles in bello (El soldado en la guerra): Benedicto XIII (1724-1730) tomó las armas durante el asedio de Aviñón, pero no es el primer ni el último papa que fue soldado en algún momento de su vida.
  • Columna excelsa (Columna excelsa): Clemente XII (1730-1740). Debe referirse a su gran obra monumental de construcción durante su papado, realizando grandes obras y restauración de monumentos.
  • Animal rurale (El animal rural): Benedicto XIV (1740-1758). Nacido en Bolonia, por lo que no era de origen rural. Considerado un gran trabajador (¿un “animal de carga”?). Sin correlación clara.
  • Rosa Umbriæ (La rosa umbría): Clemente XIII (1758-1769). Había sido obispo de Padua, donde nació san Francisco de Asís, la Rosa de la Umbría. Se ha dicho también[¿por quién?] que Umbría es el nombre de una rosa que se da en Venecia entre otros lugares, y este papa era veneciano.
  • Visus velox (La visión perforante): Clemente XIV (1769-1774). Se dice que tenía un espíritu vivo y penetrante, sin mayor correlación. Erróneamente se le denomina Ursus veloxpero para que “la profecía” se cumpla, se argumenta que el cardenal Ganganelli, de la orden de los franciscanos, fue elegido por exigencias de los embajadores francés y español, para que disolviera la Compañía de Jesús. Era hijo de un médico rural de la población de San Archangelo, próxima a Rímini, en cuyo escudo aparece un oso. El errorUrsus velox por Visus velox aparece por primera vez en la edición de Colonia de 1656 (que comenzó a dirigir, por cierto, Ciacconi antes de su muerte en 1599) y de ahí ha pasado a la mayoría de ediciones contemporáneas.
  • Peregrinus apostolicus (El peregrino apostólico): Pío VI (1775-1799). Obligado a desplazarse de Roma a Valence (Francia). Durante un viaje apostólico a Austria usó la divisaPeregrinus apostolicus, Viennæ, 1782 pero esto bien podría haber sido precisamente para ampararse en la profecía de san Malaquías, ya entonces conocida extensivamente. También se dice que es por la longitud de su pontificado.
  • Aquila rapax (El águila rapaz): Pío VII (1800-1823). Fue contemporáneo de Napoleón Bonaparte, un emperador expansionista cuyo símbolo era el águila y que le sometió a fuertes presiones. Pero no es el primer papa que convive en la Historia con un emperador expansionista que use como símbolo el águila (emblema imperial por excelencia) y sufre presiones por parte del mismo.
  • Canis et coluber (El perro y la serpiente): León XII (1823-1829) condenó y mantuvo un estricto seguimiento de los movimientos liberales ―particularmente francmasones ycarbonarios― y de las sociedades bíblicas protestantes. Por eso se le considera un perro (un vigilante) contra las serpientes destructoras de la Iglesia. Se ha dicho que había un perro y una serpiente en su escudo de armas, pero en realidad solo portaba águila en campo de azur.
  • Vir religiosus (El varón religioso): Pío VIII (1829-1830). Es aplicable a cualquier papa.
  • De balnes Etruriæ (De los baños de Etruria): Gregorio XVI (1831-1846). Se ha dicho que fue toscano o etrusco, y que portaba las armas de Etruria. Ninguna de las dos cosas es cierta: era veneciano y en su escudo solo portaba su divisa. Pero era miembro de la Orden camaldulense fundada en un lugar llamado Balneum (=”baños”) y luego Balni(mismo significado), en Etruria.
  • Crux de cruce (La cruz de las cruces): Pío IX (1846-1878). El pontificado más duradero de la historia, considerado por algunos una cruz de la Cruz. Fue retenido en su palacio del Vaticano por el Rey de Saboya, que ostentaba también el título Rey de Jerusalén, donde Cristo fue crucificado.
  • Lumen in cælo (Luz en los cielos): León XIII (1878-1903). En su escudo de armas estableció un cometa sobre campo de azur. Sus muchas encíclicas se consideran por los católicos especialmente luminosas.
  • Ignis Ardens (Fuego ardiente): Pío X (1903-1914). Nació en el día de santo Domingo de Guzmán (4 de agosto) cuya orden tiene por escudo una antorcha encendida. 8 días después de su muerte comenzó la Primera Guerra Mundial.
  • Religio Depopulata (Religión Devastada): Benedicto XV (1914-1922). Quizás uno de los lemas más extraordinarios. Durante el pontificado de Benedicto XV ocurrió laRevolución rusa de 1917 que implantaría el ateísmo en Rusia y luego en numerosos países; y también la Primera Guerra Mundial, en la que murieron millones de cristianos.
  • Fides Intrepida (Fe intrépida): Pío XI (1922-1939). Durante su pontificado se crearon las misiones y Acción Católica, que se tienden a considerar muestras de “fe intrépida”.
  • Pastor Angelicus (Pastor angélico): Pío XII (1939-1958) Firme creyente en la profecía de san Malaquías, hizo filmar una película sobre sí mismo titulada Pastor angelicus. Se le conoce por su ascetismo y por ser hombre muy piadoso, pero no es posible establecer correlaciones más nítidas. A no ser que se recuerde su famosísima imagen de sí mismo tratando de confortar al pueblo de Roma tras un bombardeo en guerra.
  • Pastor et nauta (Pastor y navegante): Juan XXIII (1958-1963). Fue Patriarca de Venecia, puerto e importante ciudad marítima. Convocó al Concilio Vaticano II.
  • Flos florum (Flor de las flores): Pablo VI (1963-1978). Sus armas eran tres flores de lis, considerada la flor de las flores, pero pudo elegir este escudo precisamente por la Profecía.
  • De Medietate Lunæ (De la mitad de la Luna): Juan Pablo I (1978). Nacido cerca de Belluno (Bel-luno, luna bella). Su nombre era Albino Luciani (luz blanca). Su pontificado duró solo 33 días.
  • De Labore Solis (De la labor del Sol): Juan Pablo II (1978-2005). Nació en Polonia, siendo el único papa proveniente de un país de la Europa oriental. Durante su pontificado realizó cientos de viajes por todo el mundo ―recordemos que en los tiempos de san Malaquías la creencia común era que el Sol giraba, es decir, viajaba, en torno a la Tierra, y no al contrario―, recibiendo por ello el apelativo de “El papa viajero”. También nació un día de eclipse de sol y su funeral se realizó mientras se producía un eclipse solar. Otras interpretaciones del lema hablan de la traducción en latín fonético, Labor del suelo; Juan Pablo II trabajó en una cantera en su juventud.
  • De Gloria Olivæ (De la gloria del olivo): Benedicto XVI (2005-2013). El olivo generalmente implica una referencia a la paz. Benedicto XVI mismo explicó: «He querido llamarme Benedicto para relacionarme idealmente al venerado pontífice Benedicto XV, que guió a la Iglesia en un periodo atormentado por el primer conflicto mundial. Fue valiente y auténtico profeta de paz y actuó con extrema valentía desde el inicio para evitar el drama de la guerra y después al limitar las nefastas consecuencias». Por otro lado la orden benedictina recibe el apelativo tradicional de “olivetana” y su lema es “Pax”. Benedicto XVI eligió su nombre papal como referencia especifica a San Benito de Nursia, aduciendo que «el nombre de Benedicto evoca, además, la extraordinaria figura del gran “Patriarca del monacato occidental”, san Benito de Nursia». Otra singularidad que tiene esta profecía con la de Nostradamus, encontrada en la Sexteta 19 en la que el profeta señala a un Olivier y que el experto Jean-Charles de Fountbrune asocia con “De gloria olivæ”, una coincidencia que finaliza hasta la Sexteta 45, donde se menciona una gran pacificación en el mundo. Sin embargo, la referencia más evidente al lema es que el papa Benedicto fue el superior de la Congregación para la Doctrina de la Fe en cuyo escudo figura una rama de olivo.

.

FUENTES: 1234 - 5

4 Comments »

  1. jose guadalupe medellin barbosa 27 febrero, 2013 at 22:40 - Reply

    existe un error en el papa Juan XXII (pues dice Juan XXIII)

  2. Felipe Illuminati 25 mayo, 2013 at 22:49 - Reply

    El próximo 3 de Noviembre de 2013, una gran flota extraterrestre conformada por 30 naves exploradoras y una nave madre. Aterrizaran con dirección hacia la Península Itálica. Coincidencialmente en el momento en que tendrá lugar un eclipse hibrido visible en gran parte de África, Europa y América. Este fenómeno no resulta nada nuevo, para mí “Felipe Illuminati” pues desde que anuncie al mundo sobre el reciente sismo en la península itálica 20-05-2012 ( que en efecto aconteció ante los ojos de miles de incrédulos). Vengo observando gran actividad en el espacio aéreo cercano a mi lugar de residencia. Un objeto triangular de enormes dimensiones sobrevuela a una altura considerable y describiendo movimientos fantásticos imposibles para cualquier artefacto terrestre. En 2011 descubrí un extraño símbolo en base a los manuscritos hallados en el mar muerto y disponible para cualquier usuario en la red. El símbolo se asemeja mucho al símbolo de la paz “hippie” llevado por los nazis y los romanos en sus bastones de mando.

    Hay que tener cuidado pues los musulmanes radicales podrían tomar el evento, como la señal de llegada de su Mahdi prometido e iniciar una guerra aniquiladora a escala global contra los cristianos coptos en especial, y luego contra todo lo que representa Occidente , ayudados claro está por las I. A. ( inteligencias alienígenas) queda advertido y notificado, como ocurrio con el sismo ! .

    • Angel 6 septiembre, 2013 at 23:17 - Reply

      Y las naves extraterrestres dónde quedaron? Ya estamos en Septiembre y nada de nada, jajaja

  3. eduardo ayres 2 agosto, 2013 at 20:49 - Reply

    Hace poco publiqué en Chile mi libro los números cósmicos, continuador de mi libro “Yo Fuí Judas” publicado en España hace años. Explico el significado de los números del punto de vista espiritual no de la adivinación e intelectualismo que ha inducido a errores de interpretación de los profetas históricos. Especialmnte se comete error con San Malaquías, pues el Papa actual sigue siendo el 111. Es como decir que Benedicto XVI transfiere su autoridad en vida a otro Benedicto XVII que es el actual Papa Francisco.
    La visión de San Malaquías se refiere a término de un papado, y no ha muerto Papa sino que se ha proyectado el mismo. por lo tanto ha de esperarse al Papa 112 y con él vendrá destrucción repentina de poderes materiales gobernados por imperios mundiales y vendrá retiro de aquellos que no practicaron la misericordia, la obediencia, el arrepentimiento y el perdón. La sorna, la burla, la agresividad, el crimen sistematizado, la insolencia como modo de vida es parte de un proceso de personas que se identifican con la maleza. Quienes promueven humildad, la obediencia a las leyes de oro, son aquellos que son oro o o trigo.
    La cosecha es pronta y sorpresiva pero será en el período del Papa 112.La Tierra será heredad de los mansos y humildes.
    Los judíos somos todos en la semblanza dejada por Judas : Vendemos el espíritu por dinero y nos suicidamos en nuestra esencia al amar el mundo ilusorio y despreciar el mundo eterno.
    Vendrá como ladrón en la noche y sorprenderá a eruditos y neófitos.

Leave A Response »