Inicio Profecías Profetas Fin del Mundo Curiosidades

 
Curiosidades 11S
El Titanic
El Titanic II
El Maremoto
 
Pasar Miedo
Juegos de terror
Relatos Cortos
Asesinos en serie
Videos de Fantasmas
Juegos Gratis
Paellas y Paelleros
Comprar Naranjas
Profecias mayas 2012
 
 

Hundimiento del Titanic: Un libro profético


El hundimiento del Titánic ha sido una de las mayores tragedias navales de la historia de la humanidad, el 14 de Abril de 1.912 el coloso insumergible naufragaba, perdiendo la vida más de 1.500 personas.

Fue un hecho dramático que marcó un antes y un después en la navegación. No hubiera pasado de un accidente histórico de no ser por las numerosas coincidencias, premoniciones, sueños extraños y profecías que con el tiempo se fueron conociendo.

Un libro llamado Futility

Quizás sea el aspecto más extraño e inexplicable de esta historia. El año 1897 (14 años antes del naufragio) un mediocre escritor de novelas llamado Morgan Robertson acababa de escribir una obra llamada “Futility” (vanidad). Posteriormente fue reeditada en el año 1912, es decir, el mismo año de la tragedia con el nombre “The Wreck of the Titan” (El naufragio del Titán). Nada tendría de especial esta obra a no ser por las numerosas y acertadas coincidencias que se dan en este relato si lo comparamos con los datos de los que disponemos del famoso naufragio del Titánic. En este libro un buque llamado “Titán” es el más rápido, grandioso y seguro del planeta, en él encontramos la tecnología más avanzada del momento. Se construye expresamente para realizar la travesía del Atlántico norte a una velocidad desconocida hasta el momento y conseguir un nuevo récord. En caso de chocar con otro navío lo partiría fácilmente, sin sufrir daños, siendo las compañías aseguradoras las que correrían con los gastos.

La compañía ha dado la órden expresa al capitán de navegar a toda máquina – a pesar de la niebla existente y la amenaza de accidente-, además el buque no dispone de botes salvavidas necesarios en caso de accidente, ya que lo consideran “insumergible”.

Como no podía ser de otra forma, durante la travesía un pequeño navío es partido en dos por el “Titán”, el capitán obedece órdenes y ordena seguir la marcha sin socorrer a los náufragos. Continúa el viaje frenético a toca velocidad, de repente se nota un enfriamiento del aire en la parte delantera del buque, y de pronto se oye el grito del vigía “Hielo a la vista, iceberg a proa”, el capitán intenta una maniobra desesperada, pero ya es tarde… en unos minutos el “insumergible” se pierde en las profundidades del océano con miles de personas en su interior.

¿Precognición, suerte?. Existen una serie de datos puntuales que nos pueden acercar más en nuestro veredicto, veámoslos:

Datos concretos
Titán (Futility)
Titánic
Pasajeros 2.177 2.227
Botes salvamento 24 20
Tonelaje 70.000 66.000
Longitud 240 mts 268 mts
Velocidad Impacto 24 nudos 23 nudos
Número de hélices 3 3
Lugar de partida Southampton Southampton
Lugar de naufragio 400 millas Terranova 400 millas Terranova
Supervivientes 705 605
Eslora 275 mts 300 mts
Velocidad máxima 25 nudos 25 nudos
Botes salvavidas 24 20